Publicado el 06 agosto 2019Compliance, Cultura, Ética

¿Y cuándo nadie los está viendo?

Un sistema de gestión de la ética efectivo está compuesto por políticas, el compromiso de la alta dirección, auditorías, capacitaciones, canales de denuncia, medidas preventivas y disciplinarias, entre otros.

De cara a nuestros colaboradores, si contamos con estos elementos, tenemos a personas:

  • Que conocen las políticas en esta materia
  • Que reciben capacitaciones, donde se establecen las “reglas de juego”
  • Que cuentan con un canal ante el cual pueden reportar faltas contra la ética
  • Que forman parte de auditorías en las que se verifican si las políticas están siendo cumplidas
  • Que reciben medidas disciplinarias, generando desincentivos

Bajo estas circunstancias, esperaríamos que nuestra organización esté en orden, que no debamos preocuparnos por vulneraciones a nuestro sistema de gestión de la ética. Pero sabemos que eso no es cierto. No estamos encima de nuestros colaboradores, las 24/7 para garantizar, al 100%, este cumplimiento. Entonces, ¿qué podemos hacer para motivarlos a cumplir con ello? ¿Para hacerlos entender que son parte del compliance de la organización? ¿Cómo hacer para asegurar que el colaborador tomará una buena decisión, cuando está solo y nadie lo ve?

Sí, efectivamente lo que hemos mencionado es importante, y forma parte fundamental de todo buen sistema de ética, pero nuestros colaboradores necesitan más: que el Oficial de Cumplimiento los visite en su puesto de trabajo, que los canales de comunicación internos envíen recordatorios de cómo actuar frente a situaciones donde ocurre un conflicto ético, que cada reunión que mantengamos con nuestro equipo empiece con cinco minutos conversando sobre la importancia de la ética de nuestra organización.

No creamos que las capacitaciones o talleres, que normalmente se dan de manera anual o por semestre, son suficientes. Los colaboradores deben sentir que viven la ética en su día a día, que esta forma parte de los valores que se tienen como organización y que, en tal sentido, incluso cuando nadie los está viendo, que cumplen y respetan esta.

Volver al blog