Publicado el 15 mayo 2019Compliance

¿Por qué debo gestionar la ética en mi organización?

Podríamos pensar que la respuesta es obvia: gestiono la ética porque la ley me obliga a ello, porque quiero evitar un escándalo que afecte la reputación de mi empresa, porque no quiero infringir las normas. Sin embargo, pensemos más allá de lo obvio: ¿de qué manera la ética aporta a mi organización?

Deloitte Millennial Survey1 , una encuesta que la auditora publica de manera anual, determinó que la generación millenial juzga el éxito de las compañías no basados en sus resultados financieros, sino por los compromisos que estas tienen con mejorar el mundo y aportar a su sostenibilidad, entre los cuales se encuentra la ética y el buen gobierno corporativo.

En la misma línea, el reporte encontró que el 62% de los millenials desean trabajar por una empresa que genera un impacto positivo en la sociedad. Al momento de buscar empleo, se tiene en consideración el compromiso de la organización con prácticas éticas y de responsabilidad social. Lo mismo aplica para la retención de colaboradores, especialmente a aquellos pertenecientes a la generación anteriormente mencionada.

Respecto a la cultura organizacional, pensemos de qué manera una adecuada gestión ética impacta positivamente en la fidelización de los colaboradores: se consolidan los valores organizacionales, aumenta el sentido de pertenencia y se comparte un mismo propósito, asociado al “buen actuar profesional”.

Por otro lado, es importante también señalar que la ética incrementa la productividad. Diversos estudios determinan que los colaboradores toman mejores decisiones en menor tiempo si tienen a la ética empresarial como principio guía. Al desarrollar el trabajo basado en la honestidad y la integridad, toda la organización se beneficia, en tanto los colaboradores están más dispuestos a permanecer leales a la organización.

Esto permite que potenciales colaboradores se sientan atraídos a la marca, y aquellos con los que ya contamos se fidelicen con ella. Dicho esto, pensemos también en los clientes. De acuerdo al estudio de Cone Communications, 63% de los consumidores estadounidenses buscan comprar a empresas que mantienen liderazgo en aspectos sociales (que involucra la gobernanza) y ambientales, y 76% de los encuestados determinó que se negaría a hacer negocios con una empresa que no comparta su enfoque de responsabilidad social.

1 Más información en: https://www2.deloitte.com/global/en/pages/about-deloitte/articles/millennialsurvey.html

Volver al blog