Publicado el 30 marzo 2020Cultura, Ethics, Ética

La ética en tiempos de coronavirus

¿Cumplimos la ley? ¿Enviamos a nuestros trabajadores a casa? ¿Los mantenemos en planilla? ¿Recursos Humanos les hace seguimiento? ¿Teletrabajamos y continuamos, en la medida de lo posible, operando? ¿Pensamos cómo vamos a salir de esto, tanto como empresa y sociedad? En tiempos de crisis así – en este caso, con todas sus letras, de una pandemia – lo último que está en nuestras mentes es la ética dentro de nuestra organización. Sin embargo, son estos momentos donde más debemos trabajar en ello.

En un artículo anterior, destacábamos la importancia de la supervisión como una medida de prevención para garantizar una actuación ética por parte de nuestros colaboradores en el día a día. En que, como jefes, debemos estar atentos en cómo trabaja nuestro equipo, cómo maneja y enfrenta determinadas situaciones, y en conversar con ellos de manera constante sobre el Compliance. Ahora que los tenemos lejos, esto es aun más crucial.

¿Qué hacer, entonces? Aprovechemos los espacios que generamos para hacer un status de área (por ejemplo, a través de videollamadas) para conversar sobre la ética, sobre la importancia de seguir cumpliendo con los lineamientos de la organización a pesar de la distancia, para comunicarles que la línea ética sigue a su disposición y que es parte de su deber comunicar cualquier conducta inadecuada.

Aprovechemos para comunicarles que, en tiempos difíciles, la empresa sigue manteniendo sus estándares éticos, que sigue comprometido con una actuación honesta y que, depende de ellos, lograr ese objetivo.

Aprovechemos, los que tienen la oportunidad, de relanzar los cursos virtuales de ética, a manera de repaso y hablemos, a su vez, de los valores. De quiénes somos como empresa y qué significa formar parte de esta.

Al regresar al trabajo – y no hablamos de la “normalidad”, porque no sabemos si eso sucederá – no solo tendremos trabajadores que han continuado reforzando qué significa una actuación ética, sino que tendremos también trabajadores que, incluso en la distancia, han podido compartir la cultura y la identidad de la organización que forman parte.

Volver al blog